AIE informa en el BIME sobre los derechos de los músicos

En Bilbao

AIE informa en el BIME sobre los derechos de los músicos

Luis Mendo, vicepresidente de AIE, y Carlos Pastor, director de Operaciones, impartieron en Bilborock la conferencia “AIE: Gestión de derechos y servicios para músicos”.

En el marco del BIME Pro y como parte del Programa de Apoyo a los Creadores de la Industria Musical, el vicepresidente de AIE y responsable del Fondo Asistencial y Cultural, Luis Mendo, y el director del área de Operaciones, Carlos Pastor, impartieron en la sala polivalente del Bilborock la conferencia “Sociedad de Artistas AIE: Gestión de derechos y servicios para músicos”.

Luis Mendo y Carlos Pastor repasaron los derechos y las medidas de protección de los que son titulares los artistas y la gestión que lleva a cabo su entidad de gestión de derechos AIE, los procedimientos con los que cuenta esta sociedad para asegurar la percepción de derechos a sus legítimos titulares en todo el mundo, y las iniciativas y programas para la promoción, formación y ayuda a los socios que promueve AIE.

Carlos Pastor puso el acento en la importancia que tiene para los artistas la recuperación del modelo de compensación equitativa por copia privada vigente en toda Europa. En esa línea, Luis Mendo, tras explicar en qué consiste el Fondo Asistencial y Cultural de AIE, recordó que este fondo, gracias a dicha reforma del sistema de copia privada, podrá volver a utilizar la compensación equitativa para desarrollar actividades asistenciales y brindar ayudas directas a socios en situación de dificultad. “Actividades y ayudas que, a pesar de la crisis, AIE ha mantenido durante los años en que la copia privada se cargó a los Presupuestos Generales del Estado y su cuantía se redujo por ello en más de un 95 %”, destacó Mendo.

Recordó también el vicepresidente de AIE que los artistas recaudan derechos por la fijación de sus interpretaciones, no por las interpretaciones en sí de los conciertos y directos. “Esta es una de las dudas por las que habitualmente recibimos mayor cantidad de consultas de los socios”, señaló. Y explicó que AIE ha destinado más de dos millones y medio de euros a sus socios en ayudas asistenciales y ha otorgado más de tres mil quinientas becas a estudiantes y profesionales, además de haber creado los circuitos de música en directo como AIEnRUTa, que este 2017 ha cumplido ya 20 años.

“De los 9,99 euros al mes de las suscripciones de streaming, solo 0,46 llegan a los artistas”, añadió Luis Mendo. E incidió en la necesidad de garantizar que los artistas reciban una parte equitativa de los ingresos generados por la explotación online de sus obras mediante un derecho de remuneración, irrenunciable y de gestión colectiva obligatoria, y en la importancia de que los artistas de toda Europa impulsen unidos el desarrollo de un derecho que por ahora no entra en los planes legislativos comunitarios.

La propiedad intelectual, a debate en el BIME

Esa misma jornada, pero en una de las salas del BEC, se desarrolló el debate “Con la venia… prácticas y procedimientos en materia de propiedad intelectual”, en el que se abordaron los principales problemas con los que se encuentran los artistas y demás creadores para defender y desarrollar sus derechos: la piratería, la explotación de derechos en el entorno digital y los procedimientos para la regularización de actos de explotación de derechos.

AIE participó en esta mesa a través de su director estratégico de Recaudación y Asesoría Jurídica, Álvaro Hernández-Pinzón, quien destacó la importancia que tiene que se adecúen las normas que regulan los derechos en internet, ya que los artistas son los titulares de derechos que menos obtienen por la explotación de sus interpretaciones o ejecuciones a través de plataformas digitales.

Todos los participantes coincidieron en destacar que las normas actuales que regulan la propiedad intelectual presentan grandes lagunas y algunas de ellas no solucionan los problemas a los que se enfrenta la gestión colectiva a la hora de gestionar los derechos patrimoniales. “La sección primera de la Comisión de Propiedad Intelectual puede ser una herramienta que facilite esa regularización de derechos, pero parece que los usuarios no tienen mucha voluntad en acudir a ella para que se determinen en ese foro las tarifas que deben abonar”, coincidieron.