STAYTONS

STAYTONS

pop rock, Asturias

  • SALA PÍCAROToledo 28.01.2022
  • Teatro Albeitar - LEÓN 11.03.2022
  • Teatro Bajo CincoO Barco de Valdeorras (Orense) 12.03.2022

En junio de 2018, debutan con “Singularity” (Boomerang Discos 2018), grabado en los estudios Distrito Federal bajo la producción de Igor Paskual (guitarrista y compositor de Loquillo), que asegura un disco de rock ‘n’ roll con un subrayado de modernidad. Este debut convenció a la crítica especializada y al público general, que con paso lento, pero seguro aumentó en número y expectación con cada uno de sus conciertos por las salas y festivales de toda España.

Han hecho pódium en todos los concursos a los que se han presentado, entre ellos, Premio AIE mejor intérprete en 41º Premios Rock Villa de Madrid / 2021.

En mayo de 2019, publican su EP “Kid Stuff” (Boomerang Discos 2019), de nuevo producido por Igor Paskual, y con una portada tan elegante como su contenido. Este segundo trabajo de cuatro temas puso de manifiesto el paso de gigante que había dado el grupo en menos de un año, y demostró de forma rotunda que eran una banda poliédrica de volumen infinito. Ahí derribaron la barrera del idioma para presentar “Ciudad Habitual”, la primera canción en castellano de su carrera. En febrero de 2020, volvieron al estudio y publicaron el single “Pasos de Baile” (Boomerang Discos 2020), una versión de Igor Paskual, grabada bajo la producción de Ricky Falkner (Love of Lesbian, Iván Ferreiro, Berri Txarrak, Quique González, Sidonie, Lori Meyers, Miss Cafeína, Kiko Veneno, Mikel Erentxun, Luz Casal, etc.)

Pero es en 2021 cuando han dado su salto definitivo. Entre las manos traen un nuevo disco que verá la luz después del verano, pero del que irán desvelando singles poco a poco. El primero, “Fiesta de los Ochenta”, es un paso decidido hacia el castellano, un “sí” rotundo frente al “no” generalizado”, una ventana abierta en medio del aire viciado de estos tiempos. El segundo, “Corazón de Latón” con la colaboración de Nat Simons, donde demuestran que han encontrado un fraseo propio y una manera personalísima de contar las canciones.

Han tenido buenos maestros para recorrer los sinuosos caminos del arte del pop. El disco vuelve a contar con la producción de Igor Paskual, en este caso compartida con Dani Sevillano, donde combinan el castellano con el inglés en su mejor colección de canciones hasta la fecha. Muestran una serie de influencias muy bien digeridas (son de las pocas bandas españolas que beben explícitamente de la música negra) y un sonido único.