El Parlamento Europeo aprueba la propuesta de directiva de propiedad intelectual

Con 438 votos a favor, 226 en contra y 39 abstenciones

El Parlamento Europeo aprueba la propuesta de directiva de propiedad intelectual

El Parlamento Europeo ha aprobado la propuesta de reforma de la directiva de derechos de autor para adaptar la regulación de la propiedad intelectual al entorno digital con 438 votos a favor, 226 en contra y 39 abstenciones. Tanto la implantación de un derecho conexo para los editores de prensa (artículo 11) como la delimitación de la responsabilidad de las plataformas de internet por el contenido publicado por el usuario (artículo 13) permanecen en el texto que negociarán Parlamento, Consejo y Comisión para consensuar su aprobación definitiva.

Como principal defensor de estos cambios se encuentra el integrante del Grupo Parlamentario Europeo y de la Unión Demócrata Cristiana alemana, Axel Voss, ponente de la directiva. Voss ha defendido su informe en el debate que ha tenido lugar en el Parlamento Europeo y ha asegurado que el objetivo de la directiva es «que la explotación de los artistas europeos en Internet se detenga». «Estamos hablando de grandes empresas tecnológicas que están ganando montañas y montañas de dinero a costa de los artistas y los creadores europeos», ha manifestado.

El informe del alemán cuenta con el apoyo de la comisaria de Economía y Sociedad Digital, Mariya Gabriel, quien ha defendido que «las modificaciones» que introduce el borrador son «necesarias» porque «las reglas actuales pertenecen a un mundo obsoleto». Unas 130 asociaciones europeas de autores enviaron este lunes una carta al presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, en la que afirmaban que la nueva directiva «representa la primera oportunidad en una década de mejorar la situación de los autores y así fortalecer la comunidad creativa europea».

El Parlamento ha adoptado por tanto una posición de negociación revisada sobre las normas de derecho de autor, añadiendo salvaguardias para proteger a las pequeñas empresas y la libertad de expresión. La posición del Parlamento para las conversaciones con los Estados miembros para llegar a un acuerdo final fue aprobada por 438 votos a favor, 226 en contra y 39 abstenciones. Hace algunos ajustes importantes a la propuesta del comité de junio.

Los gigantes de la red deberán compartir ingresos con autores, artistas, productores y periodistas

Muchos de los cambios del Parlamento a la propuesta original de la Comisión Europea apuntan a garantizar que los artistas, especialmente los músicos, artistas y autores de guiones, así como los editores de noticias y periodistas, reciban un salario por su trabajo compartido en plataformas como YouTube o Facebook o en agregadores de noticias. Después de la votación, el ponente Axel Voss (EPP, DE) dijo: “Estoy muy contento de que a pesar de la fuerte campaña de lobby de los gigantes de la red, ahora hay una mayoría en toda la casa que respalda la necesidad de proteger el principio de pago justo para la comunidad creativa europea”.

“Se ha producido un acalorado debate sobre esta directiva -añadió- y creo que el Parlamento ha escuchado atentamente las preocupaciones planteadas, y las ha abordado excluyendo a las plataformas pequeñas y microempresas o los agregadores de noticias. Estoy convencido de que una vez que se hayan calmado las aguas internet será tan libre como lo es hoy, los creadores y periodistas ganarán una parte más justa de los ingresos generados por sus obras y nos preguntaremos a qué venía toda esta histeria”.

Mayores derechos de negociación para autores e intérpretes

El texto del Parlamento también refuerza los derechos de negociación de los autores y artistas intérpretes o ejecutantes, permitiéndoles “reclamar” una remuneración adicional a la parte que explota sus derechos cuando la remuneración acordada originalmente es “desproporcionadamente” baja en comparación con los beneficios derivados. El texto agrega que estos beneficios deberían incluir “ingresos indirectos”. También autorizaría a los autores y artistas intérpretes o ejecutantes a revocar o rescindir la exclusividad de una licencia de explotación de su trabajo si se considera que la parte que ostenta los derechos de explotación no ejerce este derecho.

Proteger la libertad de expresión

Cualquier acción que tomen las plataformas para verificar que las publicaciones de sus usuarios no violan las normas de copyright debe diseñarse de forma que se evite el bloqueo o despublicación de “obras que no sean infractoras”. Además, se requerirá que estas plataformas establezcan sistemas de reparación rápida (operados por el personal de la plataforma, no por algoritmos) a través de los cuales se pueden presentar quejas cuando se produzca un error al respecto. El texto también especifica que la publicación en las enciclopedias online de una manera no comercial, como Wikipedia, o las plataformas de software de código abierto, como GitHub, se excluirán automáticamente del requisito de cumplir con las normas de derechos de autor.

Puedes consultar o descargar (PDF) las enmiendas introducidas aquí y ver de nuevo la rueda de prensa posterior a la votación aquí.

Autora de la fotografía: Mariya Gabriel.